La Academia Nacional de Medicina desea expresar su repudio por el lamentable atentado perpetrado contra entidades mutuales y culturales israelíes, y quiere hacer llegar sus más sentidas condolencias, en este momento de profundo dolor, a los familiares de tantas víctimas inocentes.

Esta Institución, que lucha por la vida, no concibe que el ser humano pueda querer imponer sus ideas por medio de la muerte y el horror.

Este tremendo crimen no afecta solo a la colectividad judía, sino a todo el pueblo argentino, en este momento en que la Paz en Medio Oriente comienza a vislumbrarse como una posibilidad.

Julio de 1994

 
Más Declaraciones